Brico - Calefacción Acesol Gama Elite Plus no calienta

 Mar, 23/04/2013 - 14:15     Sandor

Con esto de la crisis, hasta la más minima contrariedad le puede desequilibrar el presupuesto mensual a uno. Eso mismo me pasó hace tres meses, en pleno invierno, cuando se me averió la calefacción Acesol Elite que tengo en la habitación.

El caso es que de un día para otro dejó de funcionar, y la verdad, no andaba yo como para andar llamando al servicio técnico para arreglarla. Dándole vueltas al tema, recordé la web Yoreparo.com, y expuse lo que me pasaba, esperando alguna ayudita para poder arreglarla yo mismo.

Os transcribo aquí la ayuda que recibí de un usuario de esa web, gracias a la cual pude tirar ese invierno un poco más confortable:

SANDOR: Hola, buenos días. Tengo una calefacción Acesol Gama Elite que hasta ahora ha estado funcionando sin problemas, hasta que hace un par de días dejó de calentar.

Leí en el manual que, en ocasiones (por ejemplo, si se tapona de alguna manera, con ropa por ejemplo, el flujo de aire caliente), la calefacción tiene un sistema de seguridad que hace que no caliente más. En el mismo manual se indica que, para estos casos, hay que apagar el aparato, desenchufarlo, y dejarlo así media hora (yo lo dejé toda la noche sin funcionar). Luego se supone que al conectarlo vuelve a funcionar correctamente. En mi caso he realizado un par de veces este procedimiento, sin resultado.

En el mismo manual dice que, si no funciona este procedimiento, habría que llamar al servicio técnico, pero es un gasto que ahora mismo no puedo afrontar, de manera que si alguien podría indicarme como proceder para "resetear" la calefacción y que vuelva a calentar, le quedaría muy agradecido.

SERVIMAT1: Hola. En el circuito de aire debe tener un termostato que es que corta por exceso de temperatura. Es la medida de seguridad. Al no haber circulación del aire la temperatura se eleva y actúa este dispositivo. Deberías desarmar el aparato en busca de este elemento que seguramente esta cerca de los elementos calefactores. Saludos

SANDOR: Hola, gracias por la respuesta, me ha animado a abrir la calefacción. Al abrir la zona de mandos (o como se denomine técnicamente x-D), me he encontrado con esto:

Acesol_01.jpg

Acesol_02

Acesol_03

¿Podrías decirme en qué parte está la sonda? Por cierto, he tenido encendida un rato la calefacción con toda esa zona abierta y ha empezado a calentar. Luego he vuelto a cerrarla, la he puesto como estaba, y ha dejado de calentar. No se, lo digo por si puede ser de ayuda :-?

SERVIMAT1: Hola. En las fotos no se ve el control de temperatura ya que es electrónico. Pensé que era electro mecánico. Con seguridad el problema es el control de temperatura ya que con haberle quitado la tapa se mejoró el asunto. Según la tecnología que use ese control será difícil que lo identifiques a simple vista como puede ser que si. Deberías subir un par de fotos de la zona de la placa electrónica a ver si podemos encontrar el susodicho censor. De todas formas deberías chequear un dispositivo que sale en la foto numero uno que es color beige que le llegan dos cables verdes enchufados para ver si es un termostato re armable (si tiene un pulsador, púlsalo). Saludos

SANDOR: Hola, perdona la tardanza en contestar. Nunca nieva en Bilbao y justo se me tiene que estropear la calefacción cuando le da dos días por nevar  :-)

En fin, hoy con un poco de paciencia me he puesto a desmontar la caja metálica que cubre más o menos la mitad de la placa de circuito impreso, para ver mejor los componentes. Para poder quitarla, he tenido que quitar un pequeño remache (ayudado por el dremel), que unía un componente con la caja metálica. También he visto que entre ese componente y la caja había una pequeña capa de pasta térmica, por lo que he deducido que es ese componente el encargado de medir la temperatura. He buscado algún botoncillo de reset o similar, pero no lo he encontrado :-?

Aquí las fotos:

Acesol 04

Acesol 05

Acesol 06

Acesol 07

Ahora mismo la calefacción está funcionando, con sus tripas al aire :-), pero calentando, que es de lo que se trata. La verdad es que me fastidiaría quedarme sin calefacción justo ahora en febrero, así que igual dejo las probaturas para más adelante, cuando comience a entrar la primavera, por si acaso fastidio algo (toco madera...).

Si a alguien se le ocurre una solución rápida provisional (un bypass del control de la sonda podría estar bien, mientras pasa el invierno), le quedaría agradecido. Si no, dejaré los experimentos para cuando no haga tanto frio.

SERVIMAT1: Hola. Ese elemento que le quitaste el remache es un triac que seguro comanda la resistencia o parte de ella. Nada tiene que ver como censor ni tampoco el otro componente que es un capacitor. Si quieres hacer algún experimento, por los cables marrones que entran a la resistencia inferior entra la tensión para ella pero sin ningún control ni corte. Probaste ese dispositivo que te mencionaba donde le entran dos cables verdes? Ese puede ser el termostato de temperatura. Saludos

SANDOR: Hola, muchas gracias por tu respuesta. Es verdad, se me había olvidado comprobar lo de los cables verdes, ¡qué desastre! Acabo de desmontar la pieza y sí que parece que puede ser, no se qué te parecerá:

Acesol 08

Acesol 09

Acesol 10
 

Acesol 11
 

Acesol 12

¿Qué te parece? ¿Puede ser este el famoso sensor?

SERVIMAT1: Hola. Ese es el famoso censor, el que te decía que tenía los cables verdes. Debe estar desvalorizado por eso corta antes o no funciona. No suelen ser muy caros para reemplazarlo. Si unes sus terminales o sea conectas entre si los cables verdes la estufa va a arrancar pero no va a cortar por sobre temperatura. Reemplázalo si puedes así ya no fallará. Saludos

Y hasta aquí la historia del arreglo de mi calefacción. Una vez ubicado el problema, quité el sensor que funcionaba mal y volví a conectar los cables directamente. He perdido una medida de seguridad, pero he ganado un poco más calor en esta fria habitación :-)

 

Categoria: 

Hasta siempre, Aitor Urrutia

 Vie, 29/03/2013 - 14:36     Sandor

Aitor Urrutia y su hija Laia

Ayer se me fue, víctima de la vida, una persona muy querida. Hoy, con el corazón triste, en este Bilbao semidesierto de semana santa, no dejo de pensar en él. Era una de esas personas que destacaban, amante de los retos y de la superación personal, brillante y luchadora. Una de esas personas que te espolean el ánimo, de conversación interesante pero divertida, de humor mordaz y mirada vivaracha.

Se que la vida no es justa, se que no hay nadie ahí arriba para decidir quien vuelve a ser polvo de estrella y quien se queda un poquito más en este breve suspiro de tiempo que es la vida, pero no puedo evitar sentir rabia e impotencia ante lo injusto de que, precisamente él, nos abandone tan pronto, con 40 años apenas cumplidos.

Deja tras de sí una legión de amigos que le recordaremos con cariño, una familia destrozada y una hija, recién nacida como quien dice, a la que con el tiempo nos encantará contar historias de su aita.

Tuvo su Lambretta andando cuando yo todavía, a día de hoy, tengo mi Vespa arrinconada cogiendo polvo. Corría maratones (el año pasado cumplió uno de sus sueños y fue al de Nueva York), cuando yo apenas doy cuatro zancadas seguidas, me ayudó (incluso regalándome material), cuando quise poner en orden la red local de la oficina... en fin, era una de esas personas que brillaba pero no cegaba, que alumbraba pero no te hacía sombra.

Su luz quedará para siempre en mi recuerdo, y allí al menos seguirá viviendo de alguna manera, formando parte de mi ser. Hasta siempre, Aitor.

 

Categoria: 
Etiquetas: 

Lecciones te da la vida

 Dom, 17/03/2013 - 18:54     Sandor

El jueves pasado tuve un día complicado, no pude pasar por casa a comer y, en definitiva, por la tarde todavía llevaba mi bolsa habitual llena de bártulos importantes para mí. Desde por la mañana fui enlazando un plan con otro, hasta que a eso de las ocho de la tarde, quedé con una amiga para tomar algo (los juergues son los juergues :-D). A eso de las diez y media pasadas, acompañé a mi amiga a la parada de autobús de San Antón (en el casco viejo de Bilbao), y allí esperé con ella hasta que su autobús llegó. Se montaron en el bus ella y tres chicos negros, y me despedí. Acto seguido di media vuelta y me dirigí a mi casa.

No había caminado ni cien metros, cuando me di cuenta que no llevaba la bolsa conmigo. ¡Me la había olvidado en la parada de autobús! Volví a toda prisa, pero ya no estaba. Mi agenda, el disco duro externo que siempre me acompaña (¡menos mal que lo llevo cifrado!), el móvil, unas llaves, un Linksys PAP2 con el que iba a trastear en casa, mi ebook... fue comenzar a pensar en el contenido de la bolsa y echar pestes sobre los tres negros que habían cogido el autobús. Para mí no había otra explicación, dado el poco tiempo que había pasado: alguno de ellos me había robado. No os voy a reproducir los juramentos, los insultos y las maldiciones que lancé indistintamente a los tres chicos negros que habían cogido el autobús, más que nada por vergüenza.

Lo que se me ocurrió, aturullados mi pensamientos como estaban, fue ir recorriendo los contenedores de basura de la zona en busca de, al menos, algún despojo de la rapiña. Al cabo de un cuarto de hora me di por vencido: no encontré nada.

Volví a casa enfadado, todavía maldiciente, cuando hice lo que cualquier persona lógica hubiera hecho al momento, pero a mí me costó media hora: llamar al teléfono móvil. La verdad es que lo hice sin mucha esperanza, ya que tengo entendido que cuando se roban móviles lo primero que hacen es apagarlos, pero lo intenté. Cuál fue mi sorpresa cuando vi que daba señal. La primera vez no cogió nadie, pero al de unos minutos volví a llamar, y me cogió un chico, árabe por su acento.

Me contó que había visto la bolsa en la parada, sin nadie alrededor, y que decidió cogerla, para que nadie la robara. Intenté quedar con él esa misma noche, pero me dijo que ya no estaba en la zona, pero que no obstante, podríamos quedar al día siguiente a mediodía. Concretamos una hora y un lugar, y me fui a dormir intranquilo y confuso.

Al día siguiente Mustafá cumplió con lo acordado, y me devolvió la bolsa con todas mis cosas dentro. No os podéis imaginar la vergüenza que me dio pensar en mi primera reacción al volver a la parada, al recordar todos los insultos que dediqué a los chicos negros que subieron al autobús, o todos los pensamientos que había tenido una vez supe que la bolsa la tenía él (¿y si se arrepiente?, ¿y si no acude a la cita y se queda con todas mis cosas?, ¿y si se queda con esto o con aquello y me dice que se ha encontrado la bolsa así?...).

Quise darle 50 euros como recompensa por su buena acción, pero no quiso aceptarlos por más que lo intenté. Dijo que él también era informático, que entendía la faena que era perder algo así. También dijo que esperaba que esto sirviera para que no pensáramos que todos los árabes eran iguales y que dentro de su comunidad había de todo. Se fue, supongo que con la satisfacción de haber actuado bien, y ahí me quedé yo, sintiéndome fatal al recibir tanto después de haber sido tan malpensado y mezquino.

Desde entonces han pasado tres días, y no puedo dejar de pensar en qué engañado estaba al verme como una persona relativamente libre de prejuicios, por supuesto para nada racista, y en general tendente a pensar que el ser humano es bueno por naturaleza. No me hizo falta más que perder una bolsa con cuatro cacharros para que en mí se encendiera el rescoldo del desprecio más bajo, arbitrario e irracional. Como experiencia positiva, quiero pensar que lo sucedido me haya servido para aprender algo más sobre mí y, con suerte, para borrar de mi mente alguna de esas ideas tan bajas que, ilusamente, pensaba que no habitaban en mí.

Así que aquí dejo estas líneas, como homenaje y recuerdo a la acción de Mustafá, de Zamakola, y como desagravio a esos chicos negros que, sin comerlo ni beberlo, ajenos a todo, recibieron todo un torrente de maldiciones inmerecidas.

Y aquí os lo cuento, en público, un poco como penitencia personal, y otro poco con el objetivo de que sirva, mínimamente al menos, a la difícil tarea de borrar los prejuicios que todos nosotros padecemos, en mayor o menor medida.

 

Categoria: 
Etiquetas: 

Desactivar ehci_hcd (errores Unable to enumerate USB device)

 Vie, 15/02/2013 - 09:21     Sandor

Antecedentes: estaba ejecutando rsync para realizar mi backup semanal, desde mi disco duro portátil (cifrado con Truecrypt) a otro disco usb conectado al servidor (crifrado con dmcrypt). En un momento del proceso ha ocurrido un error, y he sido incapaz de proseguir con el backup. Incluso era imposible desmontar y volver a montar los dispositivos. El syslog mostraba lo siguiente:

Feb 15 08:24:36 servidor kernel: Buffer I/O error on device dm-0, logical block 124289038
Feb 15 08:24:36 servidor kernel: lost page write due to I/O error on dm-0
Feb 15 08:24:39 servidor kernel: hub 1-0:1.0: unable to enumerate USB device on port 1
Feb 15 08:24:39 servidor kernel: usb 1-6: USB disconnect, address 4
[...]
Feb 15 08:29:30 servidor kernel: hub 1-0:1.0: unable to enumerate USB device on port 6
Feb 15 08:29:30 servidor kernel: usb 1-1: new high speed USB device using ehci_hcd and address 25
Feb 15 08:29:45 servidor kernel: hub 1-0:1.0: unable to enumerate USB device on port 1
Feb 15 08:29:46 servidor kernel: usb 1-6: new high speed USB device using ehci_hcd and address 26
Feb 15 08:30:01 servidor kernel: hub 1-0:1.0: unable to enumerate USB device on port 6
Feb 15 08:30:01 servidor kernel: usb 1-1: new high speed USB device using ehci_hcd and address 27
Feb 15 08:30:16 servidor kernel: hub 1-0:1.0: unable to enumerate USB device on port 1
Feb 15 08:30:16 servidor kernel: usb 1-6: new high speed USB device using ehci_hcd and address 28

En estos casos acostumbraba a reiniciar el servidor (en una pequeña oficina son cosas que se pueden hacer sin perder la cabeza :-D), pero buscando en la red he visto cómo solucionar esto:

cd /sys/bus/pci/drivers/ehci_hcd/
sudo sh -c 'find ./ -name "0000:00:*" -print| sed "s/\.\///">unbind'

Ejecutando estos sencillos pasos volveremos a dejar el soporte usb ehci listo para volver a conectar de nuevo los dispositivos. Ahora solo queda cruzar los dedos y volver a realizar el backup :)

Fuente: Geekdeus -> Unable to enumerate USB device (Disabling ehci_hcd)

Categoria: 
Etiquetas: 

Acceso por internet al archivo de la Diputación de Bizkaia

 Vie, 04/01/2013 - 13:28     Sandor

Me entero por el periódico que la Diputación de Bizkaia ha abierto el acceso para que, a partir de ahora, cualquier ciudadano pueda consultar los archivos forales desde su casita, tranquilamente. Os transcribo la noticia aparecida:

La Diputación permite consultar por Internet los casi 700.000 documentos del archivo histórico

La página web de la Diputación de Bizkaia permite ya al público en general el acceso a los cerca de 700.000 documentos que atesora el Archivo Histórico del organismo foral. La posibilidad de consultar este fondo solo estaba abierta hasta el momento a investigadores que solicitaban permiso y acudían expresamente a sus dependencias de la calle María Díaz de Haro.

Según explica la Diputación en una nota, la aplicación actual de la gestión del archivo se encuentra en uso desde 2010 y alberga 788.693 documentos en catálogo, y otros 115.992 en inventario, procedentes de 196 fondos documentales.

Los interesados en consultar a través de la Red alguno de estos documentos deberán hacerlo accediendo a la página www.bizkaia.net/foruagiritegia

Otra URL de acceso (en castellano) es la siguiente: http://aplijava.bizkaia.net/ARIT/

Iniciativas como esta son las que hacen que internet sea cada vez más sorprendente. A un golpe de click he podido leer antiguas historias de familia, más o menos lejanas. ¡Ay, si ellos hubieran sospechado que dos o tres siglos después de su muerte, un descendiente familiar husmearía en sus licencias de obras, sus denuncias por riñas o sus casamientos! ;-)

 

Categoria: 

Actualizando a Drupal 7

 Sáb, 15/12/2012 - 18:47     Sandor

Me acabo de dar cuenta de un inconveniente de las instalaciones Drupal tipo Multisite: cuando actualizas a una major version, te ves obligado a actualizar todos los sitios simultáneamente, con los consiguientes dolores de cabeza. En mi caso, PlanetaInopia se encuentra alojado en un multisite con otros cinco sitios, cada uno con sus particularidades, por lo que pasar de Drupal 6 a Drupal 7 me está costando más tiempo de lo previsto en un principio.

Pero bueno, al final, después de un par de semanas, las tareas se van completando y PlanetaInopia vuelve a la normalidad. He cambiado el tema, de Fusion a Omega, y de paso he actualizado las hojas de estilo, utilizando más CSS3. Todavía quedan muchos flecos por pulir, pero ya se irán haciendo en ratos libres.

Disculpad si algo no funciona como debiera durante estos días, ¿ok?

 

Categoria: 

ZIP en alojamiento remoto

 Mié, 21/11/2012 - 19:26     Sandor

Si el otro día comentaba como descomprimir un archivo zip en nuestro hosting mediante un script PHP, hoy comentaré la operación contraria: cómo crear un archivo comprimido (y descargarlo a nuestro ordenador) con el contenido de una carpeta determinada de nuestro hosting.

Lo primero de todo es crear un script PHP (yo lo llamaré zip.php) con el siguiente contenido:

<?php
// Config Vars

$sourcefolder = "./"           ; // Default: "./"
$zipfilename  = "myarchive.zip"; // Default: "myarchive.zip"
$timeout      = 5000           ; // Default: 5000

// instantate an iterator (before creating the zip archive, just
// in case the zip file is created inside the source folder)
// and traverse the directory to get the file list.
$dirlist = new RecursiveDirectoryIterator($sourcefolder);
$filelist = new RecursiveIteratorIterator($dirlist);

// set script timeout value
ini_set('max_execution_time', $timeout);

// instantate object
$zip = new ZipArchive();

// create and open the archive
if ($zip->open("$zipfilename", ZipArchive::CREATE) !== TRUE) {
    die ("Could not open archive");
}

// add each file in the file list to the archive
foreach ($filelist as $key=>$value) {
    $zip->addFile(realpath($key), $key) or die ("ERROR: Could not add file: $key");
}

// close the archive
$zip->close();
echo "Archive ". $zipfilename . " created successfully.";

// And provide download link ?>
<a href="http:<?php echo $zipfilename;?>" target="_blank">
Download <?php echo $zipfilename?></a> 

Me daba un poco de pereza traducirlo a español, pero bueno, creo que el poco texto que tiene se entiende, ¿no? :-)

Una vez creado el archivo, lo subimos a la carpeta que deseamos comprimir via FTP (o usando el gestor de archivos que nos ofrezca nuestro servicio de hosting), y desde un navegador lo ejectuamos:

http://dominio/ruta_del_script/zip.php

Esto creará un archivo ZIP conteniendo todo el conteniendo el directorio (y los posibles subdirectorios que cuelguen de él). Cuando el script termina de ejecutarse, nos ofrece un enlace desde donde poder descargar el archivo ZIP con el navegador. Obviamente, también es posible hacerlo via FTP.

Por último, MUY IMPORTANTE, que no se os olvide borrar tanto el script, como el archivo ZIP generado.

Visto en: http://stackoverflow.com/questions/3828385/compress-archive-folder-using-php-script

 

Etiquetas: 

UNZIP en alojamiento remoto

 Jue, 15/11/2012 - 21:40     Sandor

En un servicio de hospedaje web, muchas veces es más cómodo y rápido subir un archivo comprimido por FTP y descomprimirlo en remoto, a realizar la descompresión en local y subir uno por uno todos los archivos (sobre todo, si son algunos cientos).

Una posible solución es utilizar algún administrador de archivos que nos pueda ofrecer el panel de control de nuestro alojamiento, pero en caso de que nuestro servicio de hosting no nos lo ofrezca, hay un pequeño truquillo que nos puede venir bien.

Consiste en subir el archivo ZIP a una carpeta determinada y luego subir un archivo (lo podemos llamar unzip.php), con el siguiente contenido:

<?php
     $zip = new ZipArchive;
     $res = $zip->open('mi_archivo_comprimido.zip');
     if ($res === TRUE) {
         $zip->extractTo('carpeta_donde_extraer_el_contenido/');
         $zip->close();
         echo 'ok';
     } else {
         echo 'failed';
     }
?> 

Visto en:  http://www.bjw.co.nz/developer/php/62-php-unzip-an-uploaded-file-using-php

Es un ahorro increible de tiempo, creedme. ¡Ah, y que no se os olvide luego borrar el ZIP y el script PHP! ;-)

 

Etiquetas: 

Serie documental Senderos de Gran Recorrido (2010)

 Mar, 13/11/2012 - 11:15     Sandor

Aquí os dejo los enlaces a la serie documental "Senderos de Gran Recorrido", emitido por TVE hace algunos meses. Solo son ocho capítulos, estaría bien que en próximas temporadas sigan produciendo nuevas temporadas:

 

 

Categoria: 

Páginas

Sobre PlanetaInopia

Sandor Inopia nació en Bilbao, un lunes cualquiera, justo 1904 años después de que Nerón se suicidara, diciendo ¡Qué artista muere conmigo!, y 192 años después de que Volta descubriera la pila eléctrica. Mientras celebraba su quinto cumpleaños, Elvis daba su último concierto, y celebrando los siete, Muhammad Ali se retiraba del boxeo.

Sobre PlanetaInoipa, blog personal de Sandor Inopia (Sandor Saiz Ortuondo)

Yo no tengo la ambición de Nerón, la inteligencia de Volta, la voz de Elvis, o la fuerza de Alí, pero a veces me gusta escribir y darme a conocer a los demás. Por eso este blog, que espero te guste.

Comentarios recientes