Productividad (I)

 Lun, 04/05/2009 - 18:09     Sandor

Información

Las últimas dos semanas las he pasado familiarizándome con conceptos, software y documentación diversa sobre productividad. Supongo que le pasará a mucha gente que, con los años, las tareas se acumulan, los proyectos se solapan, y el tiempo para realizarlos merma de manera inexplicable. Y no os digo ya con las actividad de la otra vida, la virtual: escribir en el blog, atender al correo electrónico, participar en las redes sociales...

En mi caso, además de mi trabajo principal, tengo un proyecto de autoempleo en proceso de replanteamiento, un blog con una tienda virtual (este que estás leyendo), las tareas diarias de la casa, las redes sociales... No se si es poco o es mucho, pero la verdad es que a veces noto como las tareas se me acumulan, y mi mente, en lugar de estar ocupada en resolver las tareas pendientes, permanece bloqueada, aturullada, intentando decidir qué de todo cuanto la ocupa es prioritario y qué es secundario. Es como si un torrente de obligaciones quisiera salir atropelladamente por el estrecho desagüe de mi margen de maniobra, de mi capacidad de trabajo, logrando con tanta compresión obstruirlo y aumentar de esta manera, aun más, la presión.

Por eso, para poner un poco de orden en mi vida diaria y conseguir estirar mi tiempo, he investigado un poco y he dado con un método llamado GTD (Getting Things Done).

Como la propia página de la Wikipedia señala, GTD es un método de gestión de actividades desarrollado en el libro Getting Things Gone de David Allen. Lamentablemente el libro está agotado, pero por fortuna hay una gran cantidad de información en la red que podemos utilizar para familiarizarnos con este método.

Y es que esa precisamente ha sido una de las cosas que más me ha llamado la atención al investigar sobre este y otros métodos de organización de actividades: la gran cantidad de blogs, muchos de alta calidad informativa, sobre estos temas. Por eso, en lugar de resumiros lo que he aprendido hasta el momento, creo que lo mejor será hacer una pequeña lista de blogs, screencast, software y demás recursos que me he encontrado en el camino, y que me han servido para aprender algo sobre este tema, y de paso disminuir un poco la presión de tanta tarea acumulada en mi cabeza. Espero que a vosotros también os sea de utilidad:

Y hasta aquí esta primera parte dedicada a mis intentos por mejorar mi productividad. En la segunda parte, que escribiré el miércoles si sigo los dictados de ThinkRock, el software GTD que estoy empezando a usar :-), comentaré algunos programas que he comenzado a utilizar y que me parecen realmente útiles, destinados a evitarnos distracciones y a centrarnos en lo que estemos haciendo en cada momento.

En la tercera parte, comentaré en primera persona el sistema que utilizo yo ahora mismo para organizar mis proyectos y tareas. Obviamente no hay una sola manera de plantear las cosas, pero al menos en mi caso me ha venido bien observar cómo se organizan otras personas, para aplicar de sus métodos aquello que considero puede ayudarme.

Pero por ahora, eso es todo. Hay otras tareas que requieren mi atención ;)

 

Categoria: 
Etiquetas: 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

HTML Filtrado

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Contesta a esta pregunta para comprobar que eres humano :-)
Rellene el espacio en blanco.

Sobre PlanetaInopia

Sandor Inopia nació en Bilbao, un lunes cualquiera, justo 1904 años después de que Nerón se suicidara, diciendo ¡Qué artista muere conmigo!, y 192 años después de que Volta descubriera la pila eléctrica. Mientras celebraba su quinto cumpleaños, Elvis daba su último concierto, y celebrando los siete, Muhammad Ali se retiraba del boxeo.

Sobre PlanetaInoipa, blog personal de Sandor Inopia (Sandor Saiz Ortuondo)

Yo no tengo la ambición de Nerón, la inteligencia de Volta, la voz de Elvis, o la fuerza de Alí, pero a veces me gusta escribir y darme a conocer a los demás. Por eso este blog, que espero te guste.

Comentarios recientes