No al préstamo de pago

 Mié, 07/03/2007 - 04:01     Sandor

Recibo a través de la lista IWETEL, un comunicado de la Plataforma contra el préstamo de pago en las bibliotecas. Si no tienes idea de qué hablo, te lo resumo: existe una directiva europea que obliga a los estados miembros a cobrar por el préstamo de libros en las bibliotecas. Tanto si el pago lo termina realizando el usuario, como si el pago lo realizan a través de los fondos de cada biblioteca o el estado con nuestros impuestos, este pago es a todas luces un abuso. En primer lugar porque los autores apenas verán nada de él, beneficiando a las grandes editoriales, y en segundo, porque cuando se adquiere un libro, ya se está pagando por los derechos de autor. En definitiva, vendría a ser un doble cobro al estilo de la SGAE con su canon, pero aplicado a las bibliotecas. Os copio el comunicado, que explica el problema mucho mejor que yo:

NO AL PRÉSTAMO DE PAGO EN BIBLIOTECAS

Recientemente, el Tribunal de Justicia Europeo ha condenado al Estado español a transponer la directiva 92/100, controvertida en prácticamente todos los países europeos. Esta directiva obliga a las bibliotecas a hacer algo contrario a su filosofía: pagar por prestar los libros a los lectores. El Ministerio de Cultura, en vez de unirse con otros países para tratar de anular esa disposición, a todas luces perniciosa para la cultura, tiene la intención de incorporarla en la futura Ley del Libro, la Lectura y las Bibliotecas, imponiendo un canon a las bibliotecas por su actividad principal: el préstamo de libros y otros materiales. Este canon se liga al concepto de derechos de autor, pero esto no es más que una coartada. La inmensa mayoría de los autores no van a percibir prácticamente nada a cambio de que las bibliotecas presten sus libros, como se ha comprobado en los países en los que ya se aplica la directiva. Además, cientos de autores se han opuesto a este canon: Andrés Aberasturi, Belén Gopegui, Carlo Frabetti, Darío Fo, Emilio Lledó, Enrique Miret Magdalena, Gustavo Martín Garzo, José Luis Sampedro, Maruja Torres, Miguel Delibes, Rosa Regás... y un largo etcétera, además de cientos de profesores universitarios. La biblioteca es, indudablemente, una aliada de los autores, a los que promociona en mucha mayor medida que cualquier otra institución. Si se llega a aplicar este canon, los presupuestos dedicados a bibliotecas sufrirán un recorte inevitablemente, y debe tenerse en cuenta que España es uno de los países europeos con menor gasto social en bibliotecas, y también uno de los países más atrasados en cuanto a indicadores de lectura. Difícilmente puede esta medida impulsar la lectura, como se dice en la exposición de motivos de la futura ley del Libro, la Lectura y las Bibliotecas. Por otro lado, este canon supone un paso adelante en la ofensiva neoliberal contra los servicios públicos, ya que los derechos de autor están ya recogidos en el precio de venta de libros y otros materiales. Es una agresión a la biblioteca imponerle una carga impositiva por ejercer su misión principal: el préstamo. Este nuevo impuesto introduce una lógica mercantilista en la biblioteca, absolutamente rechazable, y, además, será recaudado no por la administración, sino por las entidades de gestión de los derechos de autor, correas de transmisión de los intereses de los grandes grupos editoriales. La directiva 92/100, como cualquier otra, es cuestionable. La Plataforma contra el Préstamo de Pago impugna su filosofía y está llevando a cabo una campaña informativa entre la opinión pública y las organizaciones. El objetivo final de la Plataforma es generar el debate social que se ha esquivado y, eventualmente, conseguir la retirada de la directiva. No es aceptable que los gobiernos vayan a Europa con una postura débil en la defensa de sus servicios públicos y vuelvan a su país con el mensaje resignado de que “Europa nos obliga a cumplir la directiva”. Las organizaciones que quieran adherirse a este comunicado, pueden hacerlo a través del correo electrónico adhesiones@noalprestamodepago.org . Los ciudadanos que deseen apoyar la campaña NO AL PRÉSTAMO DE PAGO EN BIBLIOTECAS, pueden hacerlo a través de la biblioteca más próxima. Para más información: www.noalprestamodepago.org

Para ponerte al día en este tema:

  • http://www.noalprestamodepago.org/
  • http://ciberderechos.barrapunto.com/article.pl?sid=05/02/06/2026217
  • http://libros.barrapunto.com/article.pl?sid=04/04/23/106216
  • http://libros.barrapunto.com/article.pl?sid=04/02/10/107242
  • http://espana.barrapunto.com/article.pl?sid=06/11/02/0126229
  • http://barrapunto.com/article.pl?sid=04/01/20/0829220
Categoria: 

Comentarios

Esto de los cánones ya me está tocando los mismísimos, el siguiente paso ahora es cobrártelo por todo aparato electrónico que compres, y vete tú a saber si no van a gravar también las minipimer y las licuadoras para proteger no-sé-qué. A este respecto no sé si sabrás que el editor de Gizmodo está por hacer el boicot a la SGAE porque también está que fuma en pipa.

A tí y cada vez a más gente. Cada vez está mas claro que ciertas leyes no son adecuadas para tratar el mundo de las ideas actual. Sobre este tema me parece que un texto muy recomendable es el de Richard Stallman, "El copyright contra la comunidad en la era de las redes de ordenadores".

Os copio y pego un fragmento de él:

Ahora bien: ¿Cuáles son las consecuencias de que el copyright restrinja actividades que los lectores ordinarios pueden realizar? Bien, para empezar ya no es una regulación industrial. Se convierte en una imposición al público. Además, por esta razón, se encuentra uno con que el público comienza a objetar. Ya sabéis, cuando se intenta que la gente normal deje de hacer cosas que son naturales en sus vidas, uno se encuentra con que la gente normal se niega a obedecer. Lo que quiere decir que la legislación de copyright ya no es fácil de hacer cumplir, y es por lo que se observa la adopción de castigos cada vez más duros por parte de gobiernos que esencialmente sirven a los editores en vez de al público.

Además, hay que plantearse por qué sigue siendo beneficioso un sistema de copyright. Básicamente, lo que hemos estado dando es ahora valioso para nosotros. Puede que el acuerdo sea ahora un mal acuerdo. Así que todas las cosas que hacían que [el copyright] encajara bien con la tecnología de la imprenta hacen ahora que encaje mal con la tecnología digital de la información. Así que, en vez de cobrar una tarifa por cruzar el Atlántico en un barco, es como cobrar una tarifa por cruzar la calle. Es una gran molestia, porque la gente cruza las calles por cualquier parte, y hacerles pagar es un gran engorro.

Es que se dan situaciones cuando menos curiosas, como que una ciudad compre un puente y el autor la demande por alterarlo y cosas así. Una buena limpieza de abogados tampoco vendría mal, hay demasiados abogados para tan poca idea nueva, pienso yo.

Tampoco una buena limpieza de políticos, a los que les vienen grandes tanto las TIC como todo lo que las rodea y que no tienen ni idea de lo que votan en el congreso.

Añadir nuevo comentario

HTML Filtrado

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Contesta a esta pregunta para comprobar que eres humano :-)
Rellene el espacio en blanco.

Sobre PlanetaInopia

Sandor Inopia nació en Bilbao, un lunes cualquiera, justo 1904 años después de que Nerón se suicidara, diciendo ¡Qué artista muere conmigo!, y 192 años después de que Volta descubriera la pila eléctrica. Mientras celebraba su quinto cumpleaños, Elvis daba su último concierto, y celebrando los siete, Muhammad Ali se retiraba del boxeo.

Sobre PlanetaInoipa, blog personal de Sandor Inopia (Sandor Saiz Ortuondo)

Yo no tengo la ambición de Nerón, la inteligencia de Volta, la voz de Elvis, o la fuerza de Alí, pero a veces me gusta escribir y darme a conocer a los demás. Por eso este blog, que espero te guste.

Comentarios recientes