La vuelta del single

 Mié, 03/08/2005 - 04:19     Sandor

Beatles - Revolver

Hoy escuchando Radio 3 en la oficina, como siempre (sí, tengo esa suerte, lo se :-)), he escuchado (creo que en el programa Bulevar, aunque no estoy seguro), que el Revolver de los Beatles representa el comienzo del cambio en la concepción que los grupos daban a sus trabajos. Hasta aquel entonces se conoce que se editaba fundamentalmente en formato single, pero los Beatles en su Revolver entendieron el album como un todo, una obra con caracter propio, más allá de una simple compilación de canciones una detrás de otra.

Esto ha seguido más o menos así hasta nuestros días, pero no se, pienso que a lo mejor las nuevas tecnologías pueden acabar con este tradicional formato de venta musical.

Me explico: durante años, lo normal era comprarte el LP correspondiente y escucharlo en tu tocadiscos (un formato para un tipo reproductor). Con la masiva llegada de los grabadores de casette, las dobles pletinas y demás, algunos realizábamos nuestras personales compilaciones, pero era algo residual, no era ni mucho menos algo extendido.

Por contra, hoy en día nos encontramos con que existen multitud de tipos de reproductores (CD-Audio de sobremesa el más extendido), pero también reproductores de bolsillo de mp3, cadenas de sobremesa que admiten archivos mp3, discos duros portátiles con salida de audio, ordenadores... el mercado está saturado de cachivaches de este estilo.

Y toda esta nueva forma de escuchar música creo que está diluyendo el concepto que subyace tras la publicación del cd de cualquier grupo, en el sentido de que toda esa música pasa a formar parte de un batiburrillo de unas proporciones considerables, perdiéndose la entidad del CD como trabajo independiente, autónomo y con un cierto sentido artístico único. Por eso pienso que tal vez los grupos o las discográficas volverán a poner de moda el single como formato más adecuado de comercialización, ya que cada vez hay menos personas que abren la caja original de un cd de audio, lo ponen en su reproductor y lo escuchan de principio a fin.

Aunque tal vez sea una apreciación erronea mia, acostumbrado a ir a todas partes con mi particular cajón de sastre musical, no se :-? Y vosotros, ¿qué opinaís?

Categoria: 
Etiquetas: 

Comentarios

Enviado por Arka (no verificado) en

Esto de estar pasando la varicela tiene que tener un lado bueno, y es precisamente el de la reclusión forzosa que te da tiempo de hacer de todo, como leer todo lo que no puedes normalmente, bajarte películas, música hasta reventar y pegarte maratones de visionado y audicionado (!!??), aparte de navegar y navegar y pasarme por aquí (tambíen curro, ¿eh? mola el teletrabajo).
Pues bien, lo de Revolver no lo había oido nunca, pero sí que es verdad que antes fundamentalmente se publicaba en single. Si nos damos un garbeo por la Plaza nueva de Bilbo veremos que hay un montonazo de galletas de 45 r.p.m. de los años 60 de los Who, de Tom Jones, de... bueno, de todo (¿o de cualquier cosa?). Es otra manera de entender una obra musical, eso está claro. Supongo que de ahí que a un disco (antes LP) se le llame aún "álbum", ¿no? Además, habremos visto cienes y cienes de películas en las que aparece la peña sentada en el suelo entre montañas de singles y tocatas de esos de maleta (ayss).
Yo mismo cada vez escucho menos un disco entero. No me hago popurrís como tú, Sandor, porque cuando voy escuchando música en la calle con el mp3 suenan según se han guardado, a no ser que lo guardes sin organizarlo en carpetas, y entonces lo reproduce por orden alfabético. Pero en casa cada vez uso más la función "random" en el Windows Media, y me gusta que suene ahora Gluecifer, ahora Echo & The Bunnymen y a continuación Goldfrapp. Y si no me gusta, paso al siguiente. Igualito que con el CD. Si una canción me agobia un poco, la paso.
Aunque puede que influya en eso la técnica. Antes era más complicado acertar con la aguja en el vinilo justo en la canción que te interesa, y no veas dar con ese punto con una cassette (aunque creo que ahora los reproductores detectan los momentos de silencio o los cortes entre temas).
Pero a lo que iba: yo no soy de "discos preferidos", sino más bien de canciones, de piezas, de momentos. Aunque el disco se haya concebido como un todo, no sé. Al fin y al cabo, las canciones de conciben individualmente y luego van al disco con un orden determinado, a veces con un propósito concreto, y a veces lo que da unidad al disco es el "artwork" (oh, yeah), las páginas del libreto que junto con la etiqueta del disco forman una obra homogénea.
'Amos, digo yo.

Añadir nuevo comentario

HTML Filtrado

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Contesta a esta pregunta para comprobar que eres humano :-)
Rellene el espacio en blanco.

Sobre PlanetaInopia

Sandor Inopia nació en Bilbao, un lunes cualquiera, justo 1904 años después de que Nerón se suicidara, diciendo ¡Qué artista muere conmigo!, y 192 años después de que Volta descubriera la pila eléctrica. Mientras celebraba su quinto cumpleaños, Elvis daba su último concierto, y celebrando los siete, Muhammad Ali se retiraba del boxeo.

Sobre PlanetaInoipa, blog personal de Sandor Inopia (Sandor Saiz Ortuondo)

Yo no tengo la ambición de Nerón, la inteligencia de Volta, la voz de Elvis, o la fuerza de Alí, pero a veces me gusta escribir y darme a conocer a los demás. Por eso este blog, que espero te guste.

Comentarios recientes