Modificación de cajonera Faktum de Ikea

 Lun, 26/09/2011 - 19:06     Sandor

Hace un tiempo compartí con vosotros la restauración de una cómoda que encontré en la basura (ver entrada Restaurando una cómoda de la basura). Como mi piso es muy pequeño, es en mi propia sala donde tengo lo que llamo mi mini-despacho, es decir, un sitio donde andar con el ordenador y organizar mis proyectos. Para tenerlo un poco organizado y quitar de la vista el escanner, el teléfono voip, y material de escritorio vario, decidí comprar una cajonera FAKTUM de Ikea, más o menos como esta de la foto:

Cajonera blanca IKEA Factum

A mí la verdad es que los cajones estos de IKEA me parecen una maravilla: tienes un fácil acceso a todo el contenido, cierran silenciosamente si les pones amortiguadores a los railes, y tienen un montón de accesorios (bandejas divisorias, por ejemplo) para organizar el contenido interior de una forma racional y aprovechar mejor el espacio. La pega es que ninguno de los acabados me terminaba de convencer, ya que no pegaba con el sofá rojo de la sala, ni con la cómoda restaurada que os comentaba al principio del artículo. Por ello decidí replicar en pino la estructura exterior de la cajonera, y hacer los frentes de los cajones con el mismo acabado de la cómoda mencionada.

Para replicar la estructura exterior, medí los laterales y las tablas superior e inferior y las encargué, con las mismas medidas, en pino de 18mm, en la carpintería de mi barrio. Después, con paciencia, medí las distancias de los agujeros en la tabla original y (con más paciencia), trasladé las marcas a la nueva tabla de pino. Es un trabajo un poco de chinos, pero con paciencia (si yo, que no ando sobrado de ella, he podido hacerlo, seguro que tú también podrías hacerlo), y ayudado de una escuadra, metro, lápiz y la plantilla para taladrar FIXA de IKEA, en un ratito se marcan todos los agujeros. Luego, con una broca del diámetro adecuado y un tope (para no atravesar la tabla), pues en un ti-tá ya tenemos los dos laterales perfectos.

Cajonera IKEA - 01 Replicando la estructura

Cajonera IKEA - 02 Replicando la estructura

Tanto la tabla superior como la inferior las uní a los laterales con unos tubillones encolados y unos tirafondos, quedando el resultado tal que así:

Cajonera IKEA - 03 Replicando la estructura

Cajonera IKEA - 04 Replicando la estructura

Para hacer los frentes de los cajones me volví un poco loco, ya que no compré ningún frente de cajón de IKEA para guiarme (al fin y al cabo, luego iba a tirarlos), así que tuve que hacerlo más o menos a ojo. Presenté, sobre la pieza frontal del cajón, la tabla de pino, y ayudado con una mordaza, intenté unir las dos piezas para hacerme una idea del lugar en donde tenía que taladrar para atornillar la pieza que luego sirve para encajar en el bastidor del cajón:

Cajonera IKEA - 05 Frente de cajon

Como podeis ver en esta señal que hice a lapiz, marqué más o menos la altura de encaje de la pieza, señalando que el taladro lo tendría que hacer centímetro y medio hacia adentro. Otra solución más precisa sería taladrar con un Dremel y una broca el plástico, pero la verdad, eso se me ocurrió luego :-D

Cajonera IKEA - 06 Frente de cajon

Cajonera IKEA - 07 Frente de cajon

Y así de esta manera fuí haciendo el resto de los frontales de cajones...

Cajonera IKEA - 08 Frente de cajon

Cajonera IKEA - 09 Frente de cajon

Encajando de su posición original a medida que fuí haciéndolos, por si hubiera que hacer alguna rectificación.

Cajonera IKEA - 10 Frente de cajon

Al final la cosa acabó tal que así. Redondeé un poco, con lija de grano grueso los cantos, haciéndolos un poco irregulares (a mí personalmente me encantan los acabados un poco rústicos). El último cajón me dió un poco de guerra, porque rozaba con la guía de cajón superior, por eso notareís un par de pequeños rebajes más marcados en el último cajón. En fin, sería muy aburrido si todo lo que hacemos saliera perfecto, ¿no creeís? ;-)

Cajonera IKEA - 11 Cajonera terminada

Luego, con la carpintería ya acabada, desmonté de nuevo los frentes y barnicé el interior con el mismo barniz de la cómoda y la mesa del ordenador.

Cajonera IKEA - 12 Frente de cajon

Y los frentes los teñí (con tres capas), con el mismo tinte con el que teñí los cajones de la cómoda que me encontré en la basura.

Cajonera IKEA - 13 Frente de cajon

Cuando se secó el tinte, barnicé los frontales con barniz brillo, le puse los mismos tiradores de Leroy Merlin que compré para la cómoda, y este es el resultado final:

Cajonera IKEA - 14 Cajonera terminada

Cajonera IKEA - 15 Cajonera terminada

A mí personalmente me encanta, porque con el cambio he creado un mueble que no desentona para nada con mi decoración, que me permite tener las cosas de mi pequeño despacho hogareño ordenadas, pero que a la vez me ofrece la comodidad y versatilidad de un mueble IKEA ;)

 

Categoria: 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

HTML Filtrado

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Contesta a esta pregunta para comprobar que eres humano :-)
Fill in the blank.

Sobre PlanetaInopia

Sandor Inopia nació en Bilbao, un lunes cualquiera, justo 1904 años después de que Nerón se suicidara, diciendo ¡Qué artista muere conmigo!, y 192 años después de que Volta descubriera la pila eléctrica. Mientras celebraba su quinto cumpleaños, Elvis daba su último concierto, y celebrando los siete, Muhammad Ali se retiraba del boxeo.

Sobre PlanetaInoipa, blog personal de Sandor Inopia (Sandor Saiz Ortuondo)

Yo no tengo la ambición de Nerón, la inteligencia de Volta, la voz de Elvis, o la fuerza de Alí, pero a veces me gusta escribir y darme a conocer a los demás. Por eso este blog, que espero te guste.

Comentarios recientes