Mi nuevo linaje

 Dom, 11/06/2006 - 07:46     Sandor

He retornado, desde hace ya alguna semanas, a un mundo del que guardaba gratos recuerdos pero que supongo que debido al ajetreo diario y a eso que se llama comúnmente madurar, y que en realidad para la mayoría significa ir dejando atrás las cosas que de verdad suelen merecer la pena, había ya casi olvidado. El caso es que me he reencontrado con el placer de leer.

Como supondreís, no me refiero simplemente al acto de comprender un texto escrito, cosa que todos hacemos diariamente, sino al acto de abrir un libro, relajarme y adentrarme en él. No se si tendrá relación, pero intuyo que sí. Al mismo tiempo, extrañamente, he sentido como si todo el mundo a mi alrededor fuera ajeno a mí. Como si el trabajo, la familia, los amigos, como si no compartiera con toda la gente que está ahí fuera nada más que una existencia en el mismo espacio y tiempo, pero con nulos o escasos puntos de conexión. Como si fuera la pieza perdida de algún puzzle devorado por el tiempo, exhausta de intentar encontrar acomodo con las otras piezas a su alrededor.

Es como si mi país, mi gente y mi historia no fuera la de mis contemporáneos; como si me sintiera más cómodo, más integrado, creyéndome pertenecer a una hipotética estirpe de escritores, cineastas, músicos y artistas; como si mi país lo formaran todas aquellas personas, de cualquier tiempo y lugar, con cuyos trabajos he llegado a conmoverme, y con las que he llegado a conversar a través mi pobre interpretación de sus obras.

¿Huida de la realidad? Tal vez, pero, ¿qué es realidad? Intuyo que al final, de mi vida no podrá destilarse más que la interpretación de las ideas que personas como yo, de cualquier tiempo y lugar, grabaron a fuego en mi conciencia a través de sus obras. Espero que para entonces haya logrado aportar algo a esa larga cadena de exploradores, espero poder haber contribuido con algo, y haber logrado convertirme en una vértebra más que proteja y nutra esa médula espinal de búsqueda y creación, de insatisfacción y exploración, de almas como yo perdidas, que recorre sinuosa los tiempos, alumbrando en la oscuridad y dando calor y arropo a las almas sin patria, a las almas sin acomodo en su tiempo.

Categoria: 
Etiquetas: 

Comentarios

Enviado por Raque (no verificado) en

De algún modo creo q todos nos sentímos antes o después así, parte de un todo o de un nada, inventados a destiempo en una época q nos nos pertecene o en la que no nos encontramos.
"Qué demonios" para qué decir que no podemos encontrarnos cuando la verdad es q nunca nos hemos buscado, o para qué buscar, si lo que queremos encontrar ya lo tenemos hace tiempo. Al final creo que esas piezas del puzle de las que hablas llegan a su lugar en su momento, de alguna manera va a encajar seguro, por otro lado hay que esperar a que a la pieza le toque el turno.
(Si me lo permites, te cito un bonito poema de nuestro común amigo Charles Bukowsky)

conocí a un genio

conocí a un genio en el tren
hoy
como de 6 años de edad
se sentó a mi lado
y mientras el tren
avanzaba a lo largo de la costa
llegamos hasta el océano
entonces él me miró
y dijo,
no es hermoso.
fue la primera vez que me
percaté
de ello.

Saludos y abrazos de una incondicional del genio y el genio eres tú.

¡Aupa Raquel! Me alegro de que te hayas animado a escribir... ¿ves como no daba calambre? Me ha gustado el poema de Bukowsky, cualquiera diría que lo ha escrito él ;-) Dices que

...para qué decir que no podemos encontrarnos cuando la verdad es q nunca nos hemos buscado, o para qué buscar, si lo que queremos encontrar ya lo tenemos hace tiempo.

Me ha recordado una cita que leí hace ya tiempo sobre el viajar, que venía a decir algo así como que el viajero nunca vuelve a su punto de partida, porque ni él con su experiencia acumulada es el mismo, ni el punto de partida ha permanecido como él lo recuerda. Aunque a veces hay que recorrer medio mundo para descubrir lo que tenías a tu lado, y salir a buscar, a descubrirte, o a inventarte, para al regreso terminar enfrentándote a la evidencia de la esencia inmutable de tu propio yo, con las mismas miserias y grandezas de siempre.

Gracias por el comentario y bienvenida ;-)

Enviado por Raque (no verificado) en

.... jjjjjjj, siempre es un placer volver a encontrarnos y por si no te has dado cuenta es otra forma de intentar no dejar pasar tanto tiempo....
Te ObservO...
Salu2 a tod@s

Añadir nuevo comentario

HTML Filtrado

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Contesta a esta pregunta para comprobar que eres humano :-)
Fill in the blank.

Sobre PlanetaInopia

Sandor Inopia nació en Bilbao, un lunes cualquiera, justo 1904 años después de que Nerón se suicidara, diciendo ¡Qué artista muere conmigo!, y 192 años después de que Volta descubriera la pila eléctrica. Mientras celebraba su quinto cumpleaños, Elvis daba su último concierto, y celebrando los siete, Muhammad Ali se retiraba del boxeo.

Sobre PlanetaInoipa, blog personal de Sandor Inopia (Sandor Saiz Ortuondo)

Yo no tengo la ambición de Nerón, la inteligencia de Volta, la voz de Elvis, o la fuerza de Alí, pero a veces me gusta escribir y darme a conocer a los demás. Por eso este blog, que espero te guste.

Comentarios recientes